hábitos saludables para las finanzas

8 hábitos saludables para las finanzas personales.

Hábitos saludables para las finanzas.- Un hábito es una acción que se realiza de forma natural hasta el punto de convertirse en algo espontáneo, es decir, supone cambiar de conducta y esto no siempre resulta fácil. La mejor forma de lograrlo es mediante la constancia y convicción que la acción que estamos intentando interiorizar será beneficiosa para nuestra vida.

Para llegar al lugar donde deseas estar financieramente, debes construir el camino. Si estás listo para tomar el control de tu propio dinero y alcanzar la libertad financiera, estos hábitos saludables son un excelente lugar para comenzar.

  1. Págate a ti mismo primero.
    Comienza a pagarte a ti mismo primero en lugar de al final, transfiere una cantidad fija a tu cuenta de ahorros cada vez que te paguen, en lugar de solo poner el sobrante al final del mes.
  2. Gasta conscientemente.
    Toma ciertos pasos para cambiar tus gastos de manera que te acerquen hacia tus metas, sin importar si eso significa tener menos dinero para viajar, mudarte a un lugar diferente o gastar menos al salir a comer.
  3. Da seguimiento a gastos.
    Este es uno de los hábitos saludables que te ayudarán a saber en qué usas tu dinero. El seguimiento te permitirá corregir los excesos casi automáticamente, ya que podrás ver en qué usas cada mes tu dinero.
  4. Cambia del crédito al débito.
    Las tarjetas de débito ofrecen un límite natural a cuánto puedes gastar, ya que sólo puedes usarlas hasta que no quede dinero en tu cuenta bancaria. De esta manera, te libras de los peligros de acumular deudas con altos intereses que podrías tardar un buen tiempo en liquidar.
  5. Paga más en tus deudas.
    Si tienes el mal hábito de pagar solo el mínimo de tus deudas, es hora de comenzar uno nuevo. Poner más dinero cada mes en tus obligaciones, dará como resultado que se paguen más rápido. Incluso si no tienes mucho dinero extra, solo algo adicional puede marcar una gran diferencia.
  6. Gana dinero extra.
    Equilibra tu empleo de tiempo completo con proyectos de menor demanda de minutos, también puedes aprovechar tus habilidades para sacar provecho de ellas, trabajando como independiente o dando clases.
  7. Empieza a invertir.
    Invertir parte de tus ahorros puede entregarte rendimientos que te ayudarán a juntar más dinero. La forma más sencilla de hacerlo es conociendo tu tolerancia al riesgo y luego calculando cuánto necesitas ganar para alcanzar tus metas. De esta manera, siempre tendrás una especie de brújula que te guiará sobre lo que debes hacer para mantenerte en el camino.
  8. Tomar decisiones financieras en pareja.
    Lo ideal sería que las parejas trabajen en equipo en todos los frentes de su relación y esto incluye también el tema de las finanzas, porque dos cabezas piensan mejor que una y cuando se trabaja en equipo, poco a poco, las parejas van acoplándose mejor, conociéndose, confiando el uno en el otro y descubriendo habilidades que no sabían que tenían. Evitemos los secretos financieros ya que pueden crear muchas fricciones en la vida familiar.

Las personas más exitosas en la vida comprenden la importancia de los hábitos saludables para las finanzas como la planificación, especialmente cuando se trata de dinero. Crea un plan con estos nuevos hábitos de salud financiera y haz todo lo posible para cumplirlos. Recuerda enfocar tus esfuerzos hacia el cumplimiento de tus metas, pues no puedes administrar y hacer un plan para tu dinero, si no te has tomado el tiempo de reflexionar para priorizar y elegir el destino que quieres alcanzar.