préstamo en pareja

Todo lo que debes saber antes de pedir un préstamo en pareja

Solicitar un préstamo en areja es una decisión muy importante, mediano plazo este no se termine convirtiendo en un problema, por eso, solicitar un préstamo en pareja es una decisión para la que debes estar preparado. Pedir un préstamo es por sí solo una decisión importante, requiere planificación para que a.

Como todas las decisiones que se toman en pareja, pedir un préstamo requiere que ambas partes tengan en cuenta todos los pros y los contras de solicitarlo de manera mancomunada para que sea una elección exitosa.

Lo primero que tienen que tomar en cuenta ambas partes antes de solicitar el préstamo o el crédito, es que su par esté 100% dispuesto a adquirir una responsabilidad que implicará un desembolso de dinero mensual para saldar el préstamo. Es importante (aunque pueda parecer obvio), que ninguno de los dos induzca al otro para solicitarlo.

Estando ambos de acuerdo en la decisión de solicitarlo, es vital que tengan muy bien definido el propósito para el que están pidiendo el préstamo y que no vayan a terminar adquiriendo una responsabilidad financiera innecesariamente.

Una vez teniendo claro todo lo anteriormente expuesto, es tiempo de comenzar a pensar en cómo se planificará para pagar las cuotas mensuales del préstamo o crédito, y es allí donde resalta el pro que más se destaca de hacer esta solicitud en pareja: el pago compartido.

Aunque cada pareja es libre de manejar las finanzas conjuntas de la manera que mejor les funcione o se les haga práctica, una buena idea es que cada mes cuando llegue el día de pago, se dividan la cuota en partes iguales para que así sea más sencillo e impacte menos en el presupuesto.

Otro detalle importante a tomar en cuenta, es que, en caso de adquirir un bien con el dinero solicitado, tengan claro desde el principio cuál será el destino de este en caso de una separación. Por otra parte, en el caso de que el préstamo o crédito haya sido solicitado para otros fines, lo ideal será que exista el acuerdo mutuo de saldar la deuda en menor tiempo posible.

Aunque cada uno de los aspectos que hemos mencionado anteriormente son importantes tomarlos en cuenta antes de solicitar un préstamo o un crédito en pareja, podemos resumirlos en dos palabras: compromiso y responsabilidad.

Asumir la solicitud y aprobación del préstamo en pareja es una decisión que implica compromiso y responsabilidad de ambas partes para que sea exitoso y posteriormente no genere problemas.