¿Qué son los préstamos gota a gota y por qué evitarlos?

Los préstamos gota a gota son aquellos que son otorgados por particulares, en un día y sin solicitar ninguna clase de documentación.

Este tipo de préstamos generalmente no están sujetos a ninguna regulación, debido a que no son entregados por una entidad financiera.

Este tipo de préstamos es usualmente requerido por comerciantes y/o trabajadores informales que no pueden comprobar sus ingresos, debido a que no están bancarizados o no cuentan con un empleador formal que les pueda proporcionar un comprobante de ingresos.

Además, el atractivo de estos préstamos radica en que quienes se encargan de otorgarlos no hacen ninguna revisión de su historial crediticio en Buró de Crédito, por lo cual virtualmente se ven más “fáciles” que los préstamos que se solicitan a las entidades financieras formales y reguladas.

Precisamente por la ligereza con que se ofrecen este tipo de préstamos gota a gota, es muy sencillo que las personas adquieran deudas que a mediano o largo plazo terminan siendo impagables debido al esquema de pagos que exigen.

Los particulares que ofrecen los préstamos gota a gota, justamente por la falta de regulación, están en la libertad de imponer pagos en la frecuencia que quieran y con el interés que deseen. El pago de estos puede ser mensuales, semanales e incluso diarios.

Aunque los préstamos gota a gota son una práctica irregular, no son concebidos como delitos ya que las personas que los adquieren lo hacen por elección. Sin embargo, caer en este tipo de operaciones puede ser riesgoso por diferentes razones.

Lo recomendable siempre es evitar caer en este tipo de prácticas, pues es usual que las personas que se dedican a otorgar este tipo de préstamos, utilicen también métodos irregulares o coercitivos de cobranza que pueden incluso, atentar contra la integridad.

No obstante, otro de los problemas que enfrentan las personas que utilizan este tipo de préstamos, es que debido a los altos intereses que aplican los prestamistas, al momento de saldar la deuda acaban pagando hasta el doble del monto solicitado.

En general y por todos los motivos aquí expuestos, los préstamos gota a gota no son la mejor opción que puedes elegir al momento de elegir la mejor alternativa. Por ello, nuestra recomendación es que acudas a entidades financieras formales que puedan ofrecerte diferentes alternativas, bajo un esquema regulado y justo.