¿Por qué las entidades financieras niegan los préstamos o créditos?

Probablemente alguna vez te haya pasado que alguna entidad financiera te haya rechazado una solicitud de préstamo o crédito, razón por la que seguramente te hayas preguntado cuáles fueron las razones para darte la negativa si cumpliste con toda la documentación que te solicitaron.

Si te ha pasado, en este artículo te explicamos cuáles son los motivos por los que las entidades financieras rechazan o niegan las solicitudes de préstamos, créditos y/o tarjetas.

1.- Historial en Buró

En México existe el Buró de Crédito, una sociedad de información crediticia a la que todas las instituciones financieras tienen acceso para conocer tu historial y tu comportamiento con otras deudas.

Si la información es negativa o arroja alguna deuda pendiente, las entidades financieras no aceptarán tu solicitud para prevenir una pérdida o endeudamiento, por eso es importante estar al día con tus pagos.

2.- Antigüedad laboral

Otro aspecto en el que se fijan los bancos o entidades financieras para aprobar o no tu solicitud de préstamo o crédito, es tu situación laboral. Algunas entidades prefieren no prestar dinero a personas que tienen poco tiempo en su empleo actual, pues quieren estar seguros de que éste tendrá la estabilidad para cumplir con los pagos.

3.- Nivel de ingresos

El nivel de ingresos es limitante para las entidades financieras, algunas piden un ingreso mínimo mensual para poder aprobar un préstamo o crédito, así se aseguran de que tus ingresos son suficientes para pagar las cuotas mensuales que te correspondan.

Es por esta misma razón que en ocasiones aprueban un monto inferior al solicitado por los clientes.

4.- Falta de ahorros

Cuando los bancos detectan que el solicitante no cuenta con ahorros, pueden decidir rechazar la solicitud de préstamo, pues esto puede ser un indicador de que en caso de alguna eventualidad, la persona no contará con el respaldo necesario para saldar sus deudas.

5.- Edad

Otra razón por la que las entidades financieras pueden rechazar una solicitud de préstamo o crédito, es si la persona es demasiado joven o demasiado mayor.
En ambos casos representa un riesgo pues una persona muy joven podría no contar con los ingresos necesarios para pagar y una persona mayor podría fallecer antes de completar el pago de su deuda.

6.- No cumplir con la documentación

Aunque obvia, esta es una de las razones más frecuentes por las que las entidades financieras no aprueban solicitudes de préstamo o crédito, ya que requieren revisar cada documento y/o comprobante solicitado para verificar la información financiera y personal de la persona.