Consejos para evitar ser víctima de un fraude financiero

Consejos para evitar ser víctima de un fraude financiero

Para recibir los Consejos para evitar ser víctima de un fraude financiero te invitamos a informarte más sobre este tema en nuestro blog

Existen empresas y personas que se aprovechan de las necesidades económicas para su propio beneficio.

Recientemente, la oferta de diferentes instituciones dedicadas a brindar préstamos personales sencillos ha aumentado de forma considerable. Gracias a la facilidad de realizar estos trámites, existen personas y agrupaciones dedicadas a buscar su propio beneficio y cometiendo fraudes financieros a quienes tienen una necesidad económica.

De igual manera, existen instituciones que se encargan de otorgar servicios financieros de forma legítima y que brindan préstamos personales a sus clientes, siendo importante que antes de solicitarlo se dé la seguridad de que no se arriesgará el propio patrimonio y se aprovechen los beneficios, tomando en cuenta lo siguiente:

* Conocer a la institución que ofrece el préstamo.

*Corroborar las páginas oficiales de la empresa.

*Revisar que el contacto se realice a través de sitios y formularios oficiales.

*Buscar el punto de contacto (teléfonos y redes sociales) e investigar su procedencia.

*Asegurarse del modo de operación de la institución y los procesos a seguir.

*Confirmar la existencia de un acuerdo de confidencialidad y protección de datos.

*Localizar el domicilio fiscal y asistir personalmente para verificar la fiabilidad.

Al solicitar un préstamo, usualmente, se piensa en la necesidad económica y se dejan de lado los riesgos que conlleva la decisión; la premura de conseguir el dinero para solucionar algún problema o realizar alguna inversión hace que se olvide la posibilidad de ser víctimas de un fraude financiero.

Existen instituciones, como PERCAPITA, que se encargan de brindar préstamos personales de forma sencilla y sin trámites burocráticos o complicados, construidas legalmente y que brindan seguridad y confianza a sus clientes para que eviten caer en situaciones que pongan su seguridad en peligro, además, no solicita depósitos ni firma de contratos para realizar un trámite.

Ahora que hablamos de los riesgos que existen al solicitar un préstamo y dimos algunas recomendaciones para estar atentos ante cualquier situación que parezca un fraude financiero, será más complicado que alguien quiera aprovecharse de nuestra necesidad y que podamos evaluar, de mejor manera, la confiabilidad de las empresas que brindan estos servicios.