Cómo enseñar educación financiera a los niños

La educación financiera es uno de los aspectos menos valorados en la educación tradicional de los niños en colegios y escuelas, por eso, en México no se considera la formación en temas de finanzas como una prioridad en los planes de enseñanza.

Sin embargo, la educación financiera es uno de los aspectos más importantes para inculcar a los niños y así formar adultos financieramente más responsables y conscientes.

De la misma manera que los valores y principios, la educación financiera debe comenzar en casa adaptada al nivel de conocimiento y comprensión de los niños, siendo los padres o tutores quienes deben enfocarse en enseñarles la importancia de hacer uso inteligente del dinero.

Es ideal centrarse en enseñarles qué son los gastos, los ingresos, el ahorro y la inversión, de manera que tengan nociones claras del aprovechamiento del dinero.

Una explicación básica pero clara de estos cuatro puntos ayudará a que los niños sean capaces de discernir sobre el uso de su dinero.

Una vez explicados estos cuatro conceptos, se pueden llevar a la práctica con sencillas acciones que te explicamos a continuación:

1.- Desarrollar un interés por el ahorro:

La manera más sencilla de enseñar a los niños a ahorrar, es con una alcancía. Regalarles una alcancía les permitirá tener un lugar donde guardar dinero y además les dará la oportunidad de darle un propósito a su ahorro.

Bien podemos explicarles que ahorrando podrán comprar sus juguetes, libros o golosinas favoritas y así desarrollar su interés y motivación en el ahorro.

2.- Mesadas:

Otra excelente manera de comenzar a despertar conciencia financiera en los niños es darles una mesada, así ellos sabrán que cuentan con una cantidad de dinero fija que podrán usar en lo que deseen.

Las mesadas servirán para que ellos puedan destinar una parte al ahorro y enseñarles cómo gastar o invertir otra parte, enseñándoles cuáles son los gastos necesarios y los prescindibles.

3.- Enseñar en valor del dinero:

Para educar financieramente a un niño de manera correcta es importante que estos entiendan el valor del dinero y cómo conseguirlo. Es importante que los niños sepan que el dinero se gana trabajando y que por lo tanto debe cuidarse.

Asignarles tareas o responsabilidades sencillas a los niños a cambio de un pago, les hará comprender no solo el valor del dinero, sino también interés por el trabajo.

Estas acciones aunque pueden parecer muy sencillas, pueden marcar una gran diferencia en la formación de adultos con responsabilidad financiera y cultura de ahorro, aspectos que contribuyen a mejorar considerablemente la calidad de vida.