Cómo planificar un presupuesto a prueba de imprevistos

Cómo planificar un presupuesto a prueba de imprevistos

Cómo planificar un presupuesto a prueba de imprevistos: ¿Te pasó que tus finanzas estaban en orden y decidiste darte un gustito? Pero de pronto, ese mismo mes, surgió un gasto inesperado que te sacó de tu presupuesto y desordenó tus cuentas.

Lamentablemente, son inevitables, y aparecen durante todo el año. Por lo general, te sacan de tu orden mensual, por lo que te ves en la necesidad de postergar ciertas deudas u otras responsabilidades para hacerles frente. Esto termina perjudicando porque te llevan a gastar más de lo que ganas.

No queremos que esto te suceda, así que te entregamos los mejores consejos para que armes un presupuesto que te ayude a administrar tus gastos imprevistos.

Una forma común de elaborar un presupuesto es presentar los distintos tipos de gasto y los ingresos en una hoja.

Organiza por rango de fechas, si es la primera vez que crearás un plan para ordenar tu presupuesto, lo más recomendable es que para empezar lo hagas de seis meses y no de un año porque al hacerlo en este periodo de tiempo, será más fácil pronosticar en qué meses tus finanzas están más ajustadas y en cuáles podrías generar dinero extra.

Fija un porcentaje de tu dinero: aplicar la regla del 50/20/30 es lo ideal para planificar bien los gastos: 50% para los gastos más básicos, el 20% destinado a ahorros y el 30% para gastos personales.

Te recomendamos también establecer un monto determinado que puedas utilizar para los gastos inesperados de cada mes. Si, por ejemplo, ahorras el 10% todos los meses, a fin de año contarás con cierta cantidad de dinero que podrás destinar para lo que quieras.

Define los gastos fijos para planificar tu presupuesto y definir los gastos inesperados más habituales, primero ten claro los ingresos que recibes cada mes e identifica los gastos inesperados del año anterior.

Este cálculo te ayuda a determinar el monto que puedes destinar para cubrir estos gastos imprevistos.

Si aprendes a administrar tus ingresos y egresos, podrás determinar de forma anticipada si tienes suficiente dinero para cubrir gastos y recuerda, si algunos meses no vas a necesitar hacer uso de ese dinero de emergencia, lo más recomendable es que lo ahorres.
Además, si recibes dinero que no tenías contemplado, te recomendamos guardarlo para armar un fondo al que puedas recurrir en cualquier momento del año, como por ejemplo, para cubrir los gastos del segundo semestre.

Te invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Cómo planificar un presupuesto a prueba de imprevistos